Ante una peregrinación vivida desde el corazón

A primeras horas del día de hoy, miércoles 19 de mayo, nuestros hermanos de la querida y vecina Hermandad de Nuestra Señora del Rocío se hubiesen puesto de nuevo en camino hacia la Aldea de Almonte con motivo de su anual Romería de Pentecostés, viviéndose así sin duda emotivos momentos en nuestra Parroquia con la celebración de la Misa de romeros y el inicio de su peregrinación hacia el Santuario. Unos momentos durante los que, un año más, nuestra Hermandad les hubiese acompañado corporativamente durante su transcurrir por las calles de nuestro barrio y que, tristemente, no han podido tener lugar tampoco este año a causa de las lamentables circunstancias provocadas por la pandemia que azota a toda la Humanidad.

A pesar de ello, y a través de estas palabras, queremos hacer llegar a todos sus hermanos nuestro más afectuoso y fraternal apoyo y consuelo, en la certeza de que aunque este año no puedan peregrinar físicamente ante la Santísima Virgen del Rocío lo harán desde la intimidad de sus corazones, encontrando seguro también en estas tristes circunstancias la profunda muestra de su amor y devoción a la Reina de las Marismas.  Ante Ella elevamos oraciones por todos sus hijos del Cerro del Águila, en la esperanza de que en el año 2022 les bendiga con un nuevo amanecer camino de la Aldea.

¡Viva la Madre de Dios!

Fotografía gentileza de N.H. Álvaro Aguilar Gómez