CXXV Aniversario del nacimiento de Sebastián Santos Rojas

Tal día como hoy, dos de noviembre de dos mil veinte, hace ciento veinticinco años del nacimiento en Higuera de la Sierra del insigne escultor e imaginero Sebastián Santos Rojas, autor de la imagen de nuestra Sagrada Titular, Nuestra Señora de los Dolores. Con tal motivo, nuestra Hermandad ofrecerá en su memoria la Santa Misa de Hermandad que se celebrará mañana martes, tres de noviembre, en sufragio por su eterno descanso y para dar así gracias al Señor por los frutos de su vida entre nosotros.

Nacido en 1895 en el seno de una humilde familia de dicha localidad de la Sierra de Huelva, fue sin duda la Divina Providencia la que, en plena etapa de madurez de su creación artística – la que fue de 1951 a 1965-, puso su magistral quehacer como imaginero en los caminos de nuestra Hermandad cuando, a mediados de los años cincuenta, se planteó la sustitución de la primitiva imagen de nuestra Titular. En concreto, su vinculación más directa llegó a través del sacerdote Francisco Barragán Cordero, llegado al Cerro como coadjutor del párroco Antonio Gómez Villalobos, que anteriormente había ejercido como párroco en la localidad onubense de Valverde del Camino, un destino a través del cual conoció a Sebastián Santos Rojas al ser su esposa natural del citado pueblo. Una vez ejerciendo su ministerio en nuestro barrio, nuestro entonces coadjutor siguió manteniendo el contacto con la familia del escultor, a la que visitaba asiduamente, siendo precisamente durante una de aquellas visitas cuando vio la imagen que, andando el tiempo, habría de ser la bendita titular de nuestra Hermandad, proponiéndole su adquisición a nuestro párroco. Por otra parte, el escultor fue además amigo de la familia del canónigo Antonio Mañes Jerez, muy vinculado a diversas cofradías sevillanas y tío de un oficial de la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad Sacramental en aquellos años, José Mañes García-Serrano, que a la sazón llegaría a ser hermano mayor de la misma entre los años 1964-1969 y cuya esposa, Carmen Manaute, sería la primera camarera de nuestra Sagrada Titular.

Fue en la Cuaresma de 1954 cuando Sebastián Santos, con total libertad creativa y sin ningún encargo previo, modeló el rostro de la Santísima Virgen de los Dolores siguiendo, como era habitual en él en esas fechas de cada año, el impulso interior que sentía en las vísperas de la Semana Mayor. Adquirida por nuestra corporación en julio de 1955, la imagen de la Santísima Virgen sería finalmente bendecida en nuestra Parroquia por el entonces Arzobispo Coadjutor de la Archidiócesis, Monseñor Bueno Monreal, el 25 de septiembre de 1955.

Sebastián Santos falleció el 16 de julio de 1977, legándonos entre las obras maestras de la imaginería procesional andaluza del siglo XX que salieron de su taller otras cuatro magistrales dolorosas para la Semana Santa de Sevilla, benditas Titulares de las Hermandades de San Bernardo, El Silencio, Santa Marta y Pasión, así como el Señor de la Sagrada Cena, titular de nuestra querida Hermandad Madrina.

Descansa en paz, Sebastián, confortado a buen seguro por la dulce mirada de la Santísima Virgen que tan bien supiste plasmar en las imágenes que de Ella tallaste en nuestra tierra para consuelo y esperanza de todos nosotros.