En el fallecimiento de N.H. Antonio Pérez Alcázar

En la mañana de hoy ha partido a la Casa del Padre N.H. Antonio Pérez Alcázar, uno de los hermanos que ingresaron en la misma durante sus primeros años de historia y que formó parte de varias juntas de gobierno entre los años cincuenta y ochenta del pasado siglo, llegando a ser teniente de hermano mayor entre los años 1982 a 1986. Se había incorporado por primera vez en el año 1954, cuando fue nombrado consiliario de la Hermandad de Gloria de Nuestra Señora de los Dolores, formando parte de la comisión que se encargó de gestionar la adquisición de la actual imagen de nuestra Sagrada Titular, de la cual era el único hermano que aún quedaba entre nosotros.

Con su fallecimiento, la Hermandad pierde no solo a uno de sus hermano más antiguos sino también a uno de los que en aquellos difíciles primeros años de nuestra historia más se involucraron e implicaron en su engrandecimiento, fomentando y extendiendo la devoción a la Santísima Virgen entre nuestros vecinos. A EllaNuestra Madre de los Dolores, elevamos oraciones por el eterno descanso de su alma en la certeza de que ya habrá premiado tantos años de desvelos y esfuerzos por nuestra Corporación y sus Sagrados Titulares. Descanse en paz.